Revista80dias.es

Europa investiga a Meliá, TUI, Thomas Cook y Kuoni

Precios y habitaciones diferentes según la nacionalidad

Últimas actualizaciones
20 marzo 2018, 18:02 CEST
-Una vuelta en el ciber
22 febrero 2018, 8:55 CEST
-Una vuelta en el ciber
23 enero 2018, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber
20 diciembre 2017, 16:22 CEST
-Una vuelta en el ciber
30 noviembre 2017, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber

La Comisión Europea ha abierto una investigación antimonopolio contra cinco compañías turísticas, entre ellas la cadena hotelera Meliá Hotels, con sede en Palma de Mallorca (España). A esta hotelera se suman los cuatro mayores turoperadores europeos: Kuoni, REWE, Thomas Cook y Tui.

Habitación de hotel | Foto: ManuelaJaeger para PixabayEl Gobierno de la Unión Europea tiene indicios de que estas empresas cuentan con acuerdos que discriminan a sus clientes dependiendo de su nacionalidad o país de residencia. El comunicado de la Comisión no es muy extenso, pero expone que estos pactos implican que los clientes no son capaces de conocer el número de habitaciones disponibles de un hotel o de reservar habitaciones a los mejores precios en función de su nacionalidad o lugar en el que se encuentren. Como cualquier investigación que inicia la Comisión, la apertura de este expediente no significa que estas compañías sean culpables.

Para la Comisión, esta práctica contraviene la normativa de la UE sobre libre competencia. La mecánica consiste en que, según el país desde el que acceda el cliente a la web de alguna de estas empresas, se le mostrará unas tarifas determinadas y una disponibilidad de habitaciones concretas. La Comisión estima que, independientemente del país desde el que se acceda, tanto Meliá como los turoperadores deberían ofrecer la misma información sobre tarifas y disponibilidad a los clientes.

Por ejemplo, puede darse el caso de que un cliente español busque un hotel en Alemania. Gracias a estos acuerdos que investiga la UE se le mostrarán unas tarifas y disponibilidad de habitaciones totalmente diferentes a las que verá un cliente que acceda desde Alemania y pretenda reservar una noche en un alojamiento del mismo país.

Esta investigación de la CE pone en cuestión una práctica muy habitual en Internet y que se denomina geolocalización. La tecnología permite conocer desde qué punto accede un internauta a una web concreta, lo que permite ofrecerle un tipo de información personalizada para su país o nacionalidad. Sin embargo, la Comisión duda de que se puedan ofrecer tarifas diferentes usando este método, lo que rompería la unidad de mercado dentro de la Unión.

Meliá Hotels es la primera hotelera española, con cerca de 2.900 millones de euros facturados en 2015. La multinacional que dirige la familia Escarrer cuenta con más de 314 establecimientos operados y más 83.200 habitaciones disponibles. Pero es que Meliá desarrolla su negocio en toda Europa y buena parte de América. En un comunicado, la hotelera ha explicado que la Comisión “simplemente ha procedido a abrir un proceso a efectos de ampliar su conocimiento sobre la cuestión planteada” y que la empresa espera que la investigación “confirme la ausencia de conductas contrarias a los derechos de los consumidores europeos”.

Los turoperadores investigados por la Comisión son los mayores de la Unión Europea y los que mueven al mayor número de viajeros que reservan paquetes vacacionales en todo el continente. Entre TUI y Thomas Cook acaparan más del 50% de los viajeros que se mueven por Europa y compran sus viajes a través de agencia.

El grupo alemán TUI facturó 17.184 millones de euros en su ejercicio fiscal 2016 y cuenta con más de 67.000 empleados. Por su lado, la facturación del conglomerado británico Thomas Cook alcanzó los 9.000 millones de euros en 2016 y dispone de más de 21.900 trabajadores. La suiza Kuoni facturó 3.141 millones de euros en 2015. Es más complicado saber las cifras del grupo alemán REWE, porque no las desglosa por divisiones y dentro de esta multinacional hay divisiones de alimentación.

Recibe el boletín semanal de Revista80dias en tu correo