Revista80dias.es

Qué ver en Düsseldorf en Navidad

Los siete magníficos de Düsseldorf

Últimas actualizaciones
24 octubre 2017, 8:30 CET
-Una vuelta en el ciber
5 octubre 2017, 8:30 CET
-Una vuelta en el ciber
15 septiembre 2017, 8:30 CET
-Una vuelta en el ciber
3 agosto 2017, 8:30 CET
-Una vuelta en el ciber

Han llegado los mercadillos de Adviento a Düsseldorf (Alemania) para disfrutar de todo el encanto de la Navidad. Pero es que la ciudad también ofrece compras, deportes y cultura por todas partes.

Patinaje sobre hielo en las calles de Düsseldorf | Foto: Turismo de Düsseldorf

Patinaje sobre hielo en las calles de Düsseldorf | Foto: Turismo de Düsseldorf

Decir Navidad en Düsseldorf es decir mercadillo y para eso está el Adviento, para disfrutar de una larga temporada en la que uno se va metiendo poco a poco en materia y se va empapando del espíritu navideño a base de dejarse llevar por ese sentimiento entrañable que entra por todos los sentidos. En general, prácticamente todas las ciudades de Europa se ven invadidas por los puestos de vino caliente, ponche, dulces, juguetes, regalos y diversos adornos para la ocasión, pero ninguno como Düsseldorf, donde la tradición es tan profunda que a sus mercadillos ya se los conoce como “los 7 de Düsseldorf”. Dicen que son los más hermosos de Europa. Son siete plazas y calles del pintoresco casco antiguo de esta hermosa ciudad. Más de 150 puestos de madera, que te sumergen en el espíritu navideño pasito a pasito, al olor de las especias, al son de los villancicos y al calor de un ambiente amistoso.

¿Por dónde empezamos? por el Mercadillo de Marktplatz, la plaza principal del casco antiguo. Vino o chocolate caliente, forjadores de hierro, sopladores de vidrio, torneros y artesanos y ebanistas que quieren darnos a conocer sus obras. El Ayuntamiento renacentista de fondo y decorado, es la estampa perfecta. Después está el Mercadillo de Engelchenmarkt en la Plaza de Heinrich-Heine, aunque es más conocido como el “mercadillo de los Ángeles”. Está frente al Musikpavillon, una obra modernista que te enamora. Y es muy famoso porque es el que más productos de comida alemana ofrece y además por su divertida pirámide de vino caliente.

Mercadillo en el Ayuntamiento de Düsseldorf | Foto: Turismo de Düsseldorf

Mercadillo en el Ayuntamiento de Düsseldorf | Foto: Turismo de Düsseldorf

Otro mercadillo interesante es el de la calle Flinger, sin duda, el más entrañable, porque los puestos semejan la forma de las fachadas del casco antiguo y eso le da carácter. Se coloca en el patio de la Wilhelm-Marx-Haus y más parece un cuento que una ciudad de verdad. Mientras que el Mercado de la Plaza Schadow, es el que destaca por los dulces típicos navideños y por otros muchos productos de estas fechas, por supuesto. Es el mercadillo más dulce de la ciudad. El Mercadillo de la calle Shadow, corre a lo largo de la calle y por los alrededores de la misma y allí podemos encontrar artesanías, platos navideños y mucho vino caliente.

El Mercadillo de la Plaza Gustaf-Gründgens es muy divertido puesto que es el que tiene la pista de hielo alrededor y eso es un aliciente, porque después de hacer un poco de deporte, siempre apetece descansar un rato y tomar algo…  Por último, el Mercadillo de Sternchenmarkt, en Stadtbrückchen, más conocido como el mercado de la estrellita por sus estrellas de cristal, que brillan y tintinean provocando evocadores recuerdos… un paisaje absolutamente navideño en el que disfrutaremos del Adviento, de la gastronomía y de la buena compañía. Los viernes y los sábados a las 16:00 hay rutas guiadas para recorrer estos mercadillos de la mano de un experto, para no perderse absolutamente nada.

Una ciudad para comprarlo todo

Ir de compras es siempre una actividad divertida y Düsseldorf es una de esas ciudades que conserva un encanto especial, es una mezcla entre lo entrañable y lo cosmopolita, lo que se traduce en una oferta comercial prácticamente única en esa zona. Una oferta que se adapta a todos los bolsillos y que será el paraíso de los compradores compulsivos. Una maratón de diversión, entretenimiento y actualidad. La parte más interesante viene cuando, una vez terminada toda la vorágine navideña, todo vuelve a la normalidad y la normalidad viene de la mano de las fabulosas Rebajas de temporada, porque diciembre también tiene fin y enero se presenta con su mejor sonrisa.

Düsseldorf puede presumir de tener las tiendas más chic de Europa, las últimas tendencias, los trapitos más elegantes, lujo, calidad y moda al alcance de nuestras manos. Por ejemplo, la calle Königsalle, es la más lujosa, sin desmerecer la Schadostrasse o el casco antiguo, que si bien, no es tan lujoso, si es un tanto caro. Boutiques, tiendas de vanguardia, grandes almacenes, vamos de la exclusividad al pragmatismo, de la elegancia a la comodidad bajo la promesa de que absolutamente todo el mundo quedará satisfecho.

Compras durante la Navidad en Düsseldorf | Foto: Turismo de Düsseldorf

Compras durante la Navidad en Düsseldorf | Foto: Turismo de Düsseldorf

La ciudad es famosa por haberse convertido en el centro económico de Alemania Occidental, con sus museos, parques, edificios históricos y todo ello de la mano de las mejores tiendas del país. Las mejores marcas se dan cita en la famosa calle “Ko”, que no es otra que la ya menciona calle Königsalle. Pero, como decíamos, nada de grandes presupuestos, sino todo lo contrario, por ejemplo, en las tiendas de Oberkassel, que es una preciosa zona con fachadas Art Noveau, que además tiene vistas al Rin, es la “Milla verde” de las gangas, donde podréis encontrar de todo a los precios más competitivos que imaginéis y en muchos kilómetros a la redonda. Eso sí que es un lujo.

Esta Meca de las compras será ideal para aquellos que visiten la ciudad sin tener todos sus regalos previstos, pero, sobre todo, será un paraíso para los que visiten la ciudad en el mes de enero y quieran aprovecharse de los mejores precios y ofertas de todo el año. Ahorrar es importante, pero cuidado porque después habrá que gastar más en el exceso de equipaje, hay que tenerlo todo en cuenta.

¡Esquíate Düsseldorf!

Una vez que ya hemos dejado las fiestas, los excesos y las comidas atrás, ¿cómo recuperar la figura? Pues nada más fácil, vamos a aprovechar esa blanca nieve invernal que nos lo pone tan fácil y hagamos un poco de deporte blanco. Porque si bien, el esquí o el snow no lo son todo, sí que son una parte muy importante en el panorama deportivo invernal de la ciudad… de hecho ¿os suena “Mister Düsseldorf”? pues sí, se trata de Peter Larsson, aunque sueco, es el campeón de los esquiadores de fondo de Rin, que se dan cita cada año en la ciudad, sede del FIS Cross-Country, la Copa Mundial de Esquí, desde el año 2002.

Lo cierto es que el hecho de celebrar una Copa del mundo de esquí en una ciudad, lejos de las zonas habituales de esquí, suena un poco raro, pero la idea comenzó siendo una locura… que pusieron en marcha y hoy por hoy, es una tradición es toda regla. Sin embargo, lo más interesante es la cantidad de gente que se acerca hasta allí durante esos días y se reúne para presenciar semejante acontecimiento. Se ha convertido en uno de los mayores eventos de esquí individuales de la temporada de blanca.

Por nieve no será en Düsseldorf | Foto: Turismo de Düsseldorf

Por nieve no será en Düsseldorf | Foto: Turismo de Düsseldorf

La nieve siempre suele estar garantizada, pero… no porque sea nieve natural, sino por todo lo contrario. Quizá sea esa la parte más negativa del certamen, pero no deja de ser algo curioso. Y es que en la cercana Neuss, se producen entre 3000 y 4000 metros cúbicos de nieve artificial para el campeonato y así podemos estar seguros de que por nieve… no será. El programa, además, viene acompañado de un sinfín de actividades para las familias, mucha música, diversión para los peques de la casa, juegos, trineos, entretenimiento y muchas ideas de la mano de monitores y animadores de fiestas. Todo un acontecimiento que, si os gusta la nieve, no os podéis perder de ninguna manera.

El Düsseldorf cultural

Celebrar la Navidad y pasearse por los mercadillos sin ninguna preocupación es algo maravilloso, pero ya que vamos a visitar la ciudad, nunca estará de más sumergirse un poco en sus museos y meter la nariz en todo aquello que nos quieren enseñar. Dicen que es saber no ocupa lugar… y si además es algo divertido y bonito, no tenemos excusa. Hay que verlo.

La variedad es ingente, pero centrémonos en las exposiciones temporales, porque al fin y al cabo, los museos… podremos verlos con más tranquilidad. Empecemos por la Academia del Arte de Düsseldorf, que abrirá sus puertas entre los días13 y 19 de febrero.  En ella se expone el trabajo anual de los estudiantes, lo que supone la posibilidad de conocer antes que nadie las nuevas tendencias en el arte y ¿por qué no? A los próximos artistas que coparan el panorama internacional en los años siguientes.

Otra exposición es Bling bling baby! Se inauguró el 19 de noviembre y será posible visitarla hasta el 15 de enero. Presenta el excitante mundo de la fotografía en su faceta más novedosa y colorista. De la moda “Glam” a los poemas de la naturaleza, de la representación irónica a los retratos pop, un grupo excelente de artistas que sugiere al tiempo que conmociona. Una fabulosa sacudida de sentimientos. Otra propuesta interesante es De Statua. Una exposición bajo el comisariado del profesor Didier Vermeiren que muestra siete posiciones de artistas sobre el proceso de trabajo artístico escultórico. Y, por si eso fuera poco, se permiten enriquecer la muestra escultórica con fotografías y videos, explorando así las posibilidades y los límites de la materialidad y la conformación. Un contraste subjetivo que sorprenderá al visitante.

Filmmuseum en Düsseldorf

Filmmuseum en Düsseldorf | Foto: Turismo de Düsseldorf

Una de mis favoritas es “Tras la cortina. Ocultamiento y Revelación desde el Renacimiento”. Muestra exhibida desde el 1 de octubre hasta el 22 de enero. Una exposición centrada en los motivos del “velo” y la “cortina” que resulta intrigante. Nos plantea preguntas fundamentales sobre la pintura y el arte en general, especial sobre la interacción entre el arte de mostrar y el de ocultar, lo que queda cristalino en algunos ejemplos como los préstamos internacionales del más alto nivel: Tiziano, Rubens, Gerhard Richter… un lujo al alcance de la mano.

Por último, “Animación y Vanguardia. Lotte Reiniger y la película absoluta”. Que se podrá disfrutar hasta el 30 de abril en el Museo del Cine de Düsseldorf. Está dedicada al trabajo pionero de la animación y lo compara, por primera vez, con la película de vanguardia alemana, ya que las primeras películas con la siluete animada de Reiniger fueron producidas bajo la influencia del expresionismo y de las películas alemanas de vanguardia de los años 20. Una exposición interesante, pero sobre divertida y muy “animada”, está especialmente pensada para que los peques le cojan el gusto a esto de los museos. Os la recomendamos.

Recibe el boletín semanal de Revista80dias en tu correo
Más en Propuesta