Revista80dias.es
Portada » Actualidad » Tecnología » Google da los primeros pasos en el negocio de las reservas de hoteles

Google da los primeros pasos en el negocio de las reservas de hoteles

El buscador más usado por los navegantes en Internet ha incorporado la reserva de habitaciones de hotel en sus soluciones para Norteamérica. Si el negocio se extiende a todo el mundo puede perjudicar a las agencias on line.

Reservas de habitaciones de hotel con Google

Reservas de habitaciones de hotel con Google

Google ha dado un paso más para adoptar en el futuro la reserva a través de sus buscadores, según explica el portal Skift. La empresa estadounidense está probando en Norteamérica la reserva de hoteles a través de su motor de búsqueda, Google Maps y Google Plus, su red social que intenta hacer sombra a Facebook. La iniciativa parte de un acuerdo con Sabre, uno de los mayores sistemas globales de distribución (GDS en sus siglas inglesas) de noches de hotel o vuelos. Para hacerse una idea, es como si Google llegase a un acuerdo en Europa con Amadeus.

De esta manera, Sabre ha aportado unos 20.000 hoteles de su base de datos para que se puedan reservar sus habitaciones a través de las soluciones de búsqueda de Google. La empresa californiana gestiona el pago de la reserva y cobra una comisión, que reparte son Sabre. De momento, los hoteles interesados pueden participar en este programa y tienen la posibilidad de seguir anunciándose en Google, pagando por cada click que se realice en su anuncio y que redirige a su propia web, o bien permitir la reserva de habitaciones a través del buscador y abonar una comisión a Google. Además, las reservas gestionadas a través de Google compiten con las de otras agencias online, por lo que el usuario puede seleccionar aquella que le ofrezca mejor precio

Cuando un cliente realiza la reserva a través de Google, la empresa del buscador se queda con los detalles de la tarjeta de crédito para el pago y, una vez que se ha producido el mismo, pasa el resto de datos al hotel para que gestione la reserva.

Para los hoteles es más beneficioso aparecer en los resultados de búsqueda de Google y que el usuario pueda realizar desde ahí la reserva, ya que no tiene que navegar hasta llegar a la web del alojamiento e iniciar el proceso de compra. Además, Google gestiona cada día cientos de millones de búsquedas, lo que garantiza una alta visibilidad y la probabilidad de un número elevado de conversiones.

Por su lado, quien más perjudicado puede salir de esta iniciativa, si se implanta en todo el mundo, son las agencias de viajes en Internet. Ninguna agencia puede competir con Google en el número de visitas a su web y en la posibilidad de conversión de las mismas en ventas. Sin embargo, también es cierto que las personas que acuden a una agencia online lo hacen con una clara intención de reserva inmediata o en el futuro, algo que puede no ocurrir en el buscador de Google, ya que parte de las búsquedas no estarán motivadas por intenciones de reserva. Además, las agencias online se ven obligadas a reservar anuncios en el buscador para garantizarse su visibilidad y un número determinado de reservas, lo que incrementa el negocio de Google. Un estudio de la consultora Wordstream aseguraba en 2012 que Google ingresaba más de 1.800 millones de euros anuales por publicidad en su buscador de negocios turísticos.

En Europa, un grupo de agencias de viajes online se han unido para denunciar prácticas de Google que consideran monopolísticas. Por su lado, la Comisión Europea, el gobierno de la Unión Europea, ha abierto un expediente a la empresa californiana para investigar estas prácticas. El mismo aún no está completado, pero es muy probable que la Comisión pida a Google que abandone ciertas prácticas o que le sancione con una multa millonaria. La empresa cuenta con Google Flights, un buscador de vuelos informativos desde el que no se pueden realizar reservas, de momento.

Vídeos que no debes perderte
Déjanos tu opinión
Más contenidos
Encuentra tu hotel
Booking.com