Revista80dias.es

London City Airport busca más viajeros de negocios en las rutas que unen Madrid, Barcelona y Londres

Últimas actualizaciones
27 julio 2018, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber
20 marzo 2018, 18:02 CEST
-Una vuelta en el ciber
22 febrero 2018, 8:55 CEST
-Una vuelta en el ciber
23 enero 2018, 8:30 CEST
-Una vuelta en el ciber
20 diciembre 2017, 16:22 CEST
-Una vuelta en el ciber

Este aeródromo se encuentra en el centro mismo de la ciudad de Londres y cuenta con más de 100.000 viajeros españoles procedentes de sus cinco conexiones con la Península. El viajero de negocios es su principal objetivo porque en menos de media hora se puede acceder al centro financiero de la capital.

Aviones de British Airways estacionados en la terminal del London City Airport | Foto:London City Airport

Aviones de British Airways estacionados en la terminal del London City Airport | Foto:London City Airport

LONDRES (Reino Unido).- Son pocos los viajeros que conocen el London City Airport en comparación con los aeródromos más utilizados para llegar a Londres. Este aeropuerto se encuentra en pleno centro de la capital británica. Cuando uno aterriza en el mismo piensa que va a caer justo al río Támesis. Y no es mentira, puesto que el aeródromo se sitúa en el antiguo puerto real de la ciudad.

En este aeródromo se operan 70.000 vuelos anuales (aunque tiene licencia para 120.000 operaciones anuales) y la previsión es que en 2012 pasen cerca de 3,2 millones de pasajeros (en 2020 quiere alcanzar los 6 millones de clientes). El London City Airport data de 1987 y ha sido una infraestructura dedicada al viajero de negocios. De heho, el 65% de sus pasajeros llegan a Londres con la intención de deicarse a algún tipo de business, mientras que el resto son turistas o acompañantes cuya intención es el turismo.

De momento, sólo el 6,5% de los pasajeros de este aeródromo son españoles, aunque los gestores del mismo proyectan conseguir hasta 100.000 pasajeros de esta nacionalidad procedentes solo de las rutas que unen Madrid y Barcelona con Londres. La principal ventaja con respecto a aeropuertos más conocidos como Heathrow o Gatwick es que el City Airport se encuentra en el centro de Londres y conectado con cualquier punto de la ciudad a través de su red de Metro. Otra de las ventajas es que el paso de los controles no dura más de cinco minutos, por lo que, en un máximo de media hora tras el aterrizaje, el pasajero puede estar en la zona financiera de la ciudad, como el Canary Warhf o la city londinense.

Las empresas que gestionan el aeródromo (Global Infraestructure Partners y Highstar Capital) invertirán 15 millones de libras en 2013 con el objetivo de ampliar y mejorar las instalaciones. El montante de la inversión prevista para los próximos años oscila entre los 200 millones y los 300 millones de libras para crear más tiendas en aeropuerto y ampliar los espacios.

Por lo tanto, la filosofía de este aeródromo es la de conectar con un pasajero de negocios y de elevado poder adquisitivo. De hecho, las autoridades confian en que el London City Airport ayude a construir una zona tecnológicamente puntera en la zona Este de Londres, muy desconocida hasta el momento para el viajero internacional.

En la actualidad, el London City Airport está conectado con 37 destinos en todo el mundo y, dentro de España, con Barcelona, Madrid, Málaga, Ibiza y Palma de Mallorca. Además, en el mismo operan 12 aerolíneas: British Airways, Cityjet (que pertenece a la primera), Lufthansa, Swiss, Luxair, Aer Arann, Alitalia, Sunair, KLM, Skywork Airlines y Blue Island. Asimismo, los responsables del aeropuerto han confirmado que el mismo ofrecerá ocho vuelos semanales a Málaga y seis semanales a Palma de Mallorca e Ibiza. La iniciativa supone que esta rutas pasan de operarse sólo en verano a contar con conexiones a Londres durante todo el año. La ciudad balear de Mahón seguirá estando conectada con la capital de Londres en la temporada alta de verano. En total, España contará con 24 conexiones semanales al London City Airport.

Sin embargo, situarse en el centro de Londres también tiene sus problemas. En primer lugar, la longitud de la pista tiene limitaciones, lo que incide directamente en el tipo de aviones que pueden operar en el mismo. Son naves de embergadura media, comoel Airbus 318 o el Embraer E190. Por otro lado, los vecinos se han quejado por los planes de crecimiento del aeródromo. Fuentes del aeropuerto indican que el Ayuntamiento de Londres marca unas normas muy estrictas, tiene que cumplir con la regulación del ruido del Reino Unido y ha pagado para que las casas sean aisladas convenientemente contra la contaminación acústica.

Recibe el boletín semanal de Revista80dias en tu correo