Revista80dias.es

Air Nostrum, la aerolínea más beneficiada por las subvenciones de las CCAA con 100 millones

Últimas actualizaciones
23 enero 2018, 8:30 CET
-Una vuelta en el ciber
20 diciembre 2017, 16:22 CET
-Una vuelta en el ciber
30 noviembre 2017, 8:30 CET
-Una vuelta en el ciber
28 noviembre 2017, 8:30 CET
-Una vuelta en el ciber
23 noviembre 2017, 9:40 CET
-Una vuelta en el ciber

La franquicia de vuelos regionales de Iberia ha recibido 100 millones de euros entre 2007 y 2011 provenientes de las comunidades autónomas para traer turistas a sus aeropuertos. Le sigue Ryanair, con 50 millones, según la Comisión Nacional de la Competencia.

MADRID.- Entre 2007 y 2011 las comunidades autónomas y otras corporaciones públicas han concedido 250 millones de euros en ayudas a las aerolíneas para que transportasen turistas hasta sus aeropuertos, según un informe que ha publicado la Comisión Nacional de la Competencia (CNC).

En este periodo de cinco años, las aerolíneas más beneficiadas han sido Air Nostrum, franquicia regional de Iberia, con cerca de 100 millones de euros en fondos para promoción turística; Ryanair, con 50 millones de euros; la desaparecida Lagunair, con 20 millones de euros; y Vueling, con menos de 20 millones de euros entre 2007 y 2011. El informe de la CNC también destaca que el resto de las aerolíneas que se han beneficiado de estos fondos de las comunidades autónomas han recibido, en conjunto, 5 millones de euros en el último lustro. Este montante se reparte entre Air Berlin, Air Europa, Spanair, Wizz Air y Easyjet.

Si se pasa al detalle de comunidades autónomas, la que más dinero público ha invertido en acuerdos publicitarios con aerolíneas ha sido Castilla y León, con 84,28 millones de euros entre 2007 y 2011, según la CNC. Le sigue Aragón, con 34 millones de euros en el mismo periodo, y en tercer lugar Galicia, con 22,7 millones. En el ranking de gasto autonómico sigue Cataluña, con 17,3 millones, y Valencia, con 16,4 millones.

Los datos han sido recabados por la CNC a través de cuestionarios enviados a las compañías aéreas y a las comunidades autónomas. De los mismos se concluye que el año que más subvenciones se dedicaron a acuerdos publicitarios con aerolíneas fue 2009, en plena crisis, cuando las regiones gastaron 62,5 millones de euros en este tipo de acuerdos publicitarios con las aerolíneas.

Críticas a la adjudicación y la competencia

La CNC es bastante crítica con la forma en que los gobiernos regionales adjudican estos contratos millonarios. Así, en el informe, el organismo indica que “la vía del expediente de contratación se ajusta a los principios de publicidad y concurrencia mientras que, por la vía del convenio, la relación se desarrolla sin sujetarse a dichos principios”. Es decir, en muchos casos, las comunidades autónomas no recurren a licitar un contrato para que las aerolíneas que trabajan en el mercado puedan optar al mismo con libertad del competencia. Al contrario, lo habitual suele ser firmar un convenio entre la región y la aerolínea seleccionada por el que se da un importe determinado a esa compañía, que se compromete a traer un número concreto de turistas.

Asimismo, la CNC destaca en el informe “la ausencia de evidencia de correlación positiva significativa entre fondos invertidos y tráfico aéreo de pasajeros”, tanto en España como en las comunidades autónomas. Es decir, que las ayudas de las regiones no sirven para traer a más turistas. Posteriormente la CNC agrega que se oberva una “correlación positiva entre fondos públicos invertidos y pasajeros de las aerolíneas de bajo coste”, por lo que concluye que “estos instrumentos están acentuando el proceso de desviación de la demanda desde las aerolíneas tradicionales a las aerolíneas de bajo coste observado en los últimos años”. La comisión opina que estos fondos podrían estar ayudando a desviar pasajeros de compañías tradicionales a otras de bajo coste, ya que las subvenciones ayudan a que éstas ofrezcan precios más bajos. Lo que, en opinión de la CNC, no se está consiguiendo es que más potenciales pasajeros se sumen a viajar en avión.

Este último punto es importante, porque supondría que las comunidades autónomas están ayudando, con estas subvenciones, a las aerolíneas de bajo coste a que “roben” clientes a las firmas tradicionales. Esto supondría una distorsión del mercado y de la competencia. La CNC sostiene que “los datos recabados suscitan la cuestión de si resulta eficiente destinar cuantiosos fondos a crear o mantener aeropuertos o aerolíneas con escasa o fuertemente decreciente demanda autónoma en rutas o zonas geográficas cercanas entre sí, sobre todo si se encuentran suficientemente comunicadas por redes de transporte terrestre, ferroviario o marítimo”.

Recibe el boletín semanal de Revista80dias en tu correo